Comunicado de prensa

El éxito alcanzado de la estrategia “15 por 15” demuestra que podemos poner fin a la epidemia del SIDA

Un nuevo informe de ONUSIDA describe cómo el mundo logra el objetivo del tratamiento mundial

VANCOUVER, Julio 19 2015 – Después del anuncio del Secretario General de las Naciones Unidas, Ban KiMoon, el 14 de julio cuando el mundo había logrado alcanzar el objetivo de proveer la terapia antirretroviral a 15 millones de personas que viven con el VIH, ONUSIDA publicó un nuevo reporte que describe los factores que ayudaron al mundo a alcanzar la estrategia “15 por 15”. Un objetivo mundial logrado de esta forma describe como diversos actores y grupos se unen en una tarea en común para salvar vidas.

Estas valiosas lecciones, de la exitosa campaña mundial que proporciona terapia antirretroviral a 15 millones de personas en el 2015, proporcionan un mapa para poner fin a la epidemia del SIDA como una amenaza para la salud pública. Como un componente central de los esfuerzos para poner fin a la epidemia, el mundo ha trazado una nueva meta para la terapia antirretroviral: Para el año 2020, a) el 90% de todas las personas que viven con VIH deben conocer su estado serológico, b) el 90% de todas las personas diagnosticadas con VIH reciban tratamiento antirretroviral sostenido, y C) el 90% de todas las personas que reciben terapia antirretroviral deben conseguir la supresión viral.

“Esta es la primera vez en la historia de la salud global que hemos alcanzado un objetivo de tratamiento antes de la fecha límite”, dice el director ejecutivo de ONUSIDA, Michel Sibidé. “Si alguien dudaba de esto en el pasado, ahora es más claro que nunca que los ambiciosos objetivos conducirán al progreso de la salud mundial. Ahora tenemos que tomar todo lo que hemos aprendido en el movimiento “15 por 15” y hacer lo que esté en nuestra manos para poner fin a la epidemia del SIDA de una vez por todas”.

Ingredientes del éxito de la estrategia “15 por 15”

Se adoptó el objetivo “15 por 15” en una Reunión de Alto Nivel de las Naciones Unidas en el 2011, como parte de la Declaración Política sobre el VIH y el SIDA: Intensificación de nuestros esfuerzos para erradicar el VIH y el SIDA. El nuevo reporte de ONUSIDA se centra en los años 2011-2015, describiendo así lo que sucedió para que la meta fuera posible. Las principales conclusiones del informe son las siguientes:

  • El mundo exhibió un fuerte compromiso político para el objetivo “15 por 15”. A pesar de que surgieron nuevos desafíos, los líderes mundiales siguieron comprometidos con el objetivo del tratamiento del VIH. El compromiso de los líderes políticos ha sido igualado y magnificado por el compromiso y liderazgo de las comunidades afectadas por la epidemia.
  • La financiación de los servicios de pruebas y tratamiento del VIH aumentó. Los mismos países aumentaron en gran cantidad las asignaciones nacionales para programas de pruebas y tratamiento del VIH, incluso socios internacionales, como el Plan de Emergencia del Presidente de los Estados Unidos para la asistencia del SIDA y el Fondo Mundial de Lucha contra el SIDA, la Tuberculosis y la Malaria, brindaron asistencia esencial.
  • El conocimiento del estatus del VIH aumentó sustancialmente. En 2014, por primera vez en la historia, más de la mitad de todas las personas que viven con el VIH conocen su estado serológico.
  •  Los precios de los tratamientos antirretrovirales y las herramientas claves para el diagnóstico siguen disminuyendo. La competencia de genéricos en la industria farmacéutica ha ayudado a asegurar que los precios de los medicamentos que salvan vidas sean accesibles.
  • La eficiencia y la calidad de los programas de tratamiento del VIH ha mejorado. Los costos por paciente del tratamiento en los programas respaldados por Estados Unidos han caído un 70%.
  •  Los modelos de prestación de servicios innovadores han mejorado el alcance e impacto de los programas de tratamiento. Al otro lado del mundo, modelos de servicios innovadores, muchos de ellos impulsados por la comunidad, están mostrando la forma de ampliar el acceso al tratamiento, mientras se ahorra dinero.
  •  El estigma relacionado con el VIH ha disminuido. A medida que el tratamiento del VIH se pone a escala, los estudios demuestran que las actitudes discriminatorias hacia las personas que viven con el VIH están bajando.

Aprovechando el éxito de la estrategia “15 por 15” para alcanzar el objetivo 90-90-90

Las lecciones esenciales del “15 por 15” son realmente valiosas para conducir los esfuerzos mundiales para construir las bases de la erradicación de la epidemia del SIDA como amenaza para la salud pública para el año 2030. El logro de la meta 90-90-90, junto con los nuevos objetivos ambiciosos para la prevención primaria del VIH y la no discriminación, reducirían el número de nuevas infecciones del VIH en un 89% para el 2030 y el número de muertes relacionadas con el SIDA en un 81%.

“No tenemos tiempo que perder, ya que los próximos cinco años representan una pequeña oportunidad”, afirma Sidibé. “Tenemos que aprovechar las lecciones que hemos aprendido de la estrategia “15 por 15” y usarlas en la estrategia del plan de “Acción Acelerada” y la respuesta al SIDA y alcanzar la meta 90-90-90. El nuevo informe describe los nuevos desafíos que la respuesta al SIDA debe enfrentar a medida que alcanza el objetivo 90-90-90.

Estos incluyen las incertidumbres con respecto a la sostenibilidad financiera de la ampliación del tratamiento del VIH y dinámicas del mercado que potencialmente ponen en peligro la futura asequibilidad de los regímenes de segunda y tercera línea para el tratamiento de antirretrovirales que necesitan cada vez más las personas que viven con el VIH.

Para afrontar estos retos, el nuevo informe describe las acciones estratégicas que el mundo necesita tomar. El compromiso político para poner fin a la epidemia será esencial, así como también esfuerzos concertados para involucrar y empoderar a las comunidades para ofrecer pruebas y tratamientos para el VIH. Se necesitarán acciones inmediatas, ya que los gastos hacia las metas ambiciosas de prevención, tratamiento y no discriminación producen 17$ en ahorros por cada dólar invertido. Se necesitarán acciones inmediatas para asegurar un sólido e ininterrumpido suministro en medicamentos accesibles, incluyendo la construcción de la capacidad de la producción local en África Subsahariana. Además, las barreras estructurales para dar acceso al servicio, incluyendo aquellas causadas por leyes y políticas punitivas, deben ser eliminadas.