Onusida preocupada por la discriminación contra los homosexuales en el Caribe anglosajón

EFE, Spain

17/05/2014

Panamá, 17 may (EFE).- A Onusida regional le preocupa el retraso que tiene el Caribe anglosajón en reconocer los derechos de las personas lesbianas, gays, transexuales, bisexuales e intersex (LGBTI), pero destaca avances legislativos contra la discriminación a los homosexuales en América Latina, al celebrarse el Día Internacional contra la Homofobia y la Transfobia.

El director regional de Onusida para América Latina, César Núñez, dijo a Efe que contrario al cambio de mentalidad en el mundo alrededor de las personas LGBTI, existen 11 leyes en 11 países del Caribe que “todavía penalizan, criminalizan la homosexualidad en mayor o menor grado”.

Mencionó el caso de Belice y de Trinidad y Tobago, que aun tienen leyes vigentes que no permiten la entrada de homosexuales.

El trabajo para cambiar esta situación es “muy fuerte” y no va a ser la responsabilidad de una organización sola, y Onusida promueve que sea mediante un “abordaje multisectorial”, indicó Núñez.

Añadió que la sensibilización de líderes políticos y activistas es un paso que no se puede soslayar, pero que aun así los países del Caribe inglés no derogan estas leyes todavía.

“Esto es parte del trabajo que Onusida hace en esta región tan cercana a la nuestra”, aseguró, quien señaló que a pesar de todo el tema de la comunidad LGBTI ha sido traído a la “palestra pública” por figuras mundiales de la política, la religión, el deporte y la música.

Entonces, “es una conversación que no va a desaparecer, creo que eso tiene que quedarnos bien claro, esto no se va a ir, no se va a desaparecer: enfrentémoslo, hablémoslo, qué significa”.

Aún así, Núñez destacó que el estigma y la discriminación contra los homosexuales también persiste en América Latina y que proviene principalmente del ámbito popular, llegando a los extremos del odio, la violencia homofóbica y el asesinato de personas LGBTI.

Esto sucede, dijo, pese a la visibilidad cada vez mayor que tienen las distintas comunidades LGBTI en los procesos de la vida nacional y a la aprobación de leyes eliminando cualquier mención discriminatoria hacia los homosexuales en Latinoamérica en países como Venezuela, México, Argentina, Chile, Uruguay, Cuba, Brasil y El Salvador.

Además, la OEA, la Organización Panamericana de la Salud (OPS) y la Organización Internacional del Trabajo (OIT) también han acogido las manifestaciones de los grupos organizados LGBTI.

Recordó que desde hace seis años no existe ninguna Ley en América Latina que discrimine explícitamente a los homosexuales, siendo Nicaragua y Panamá los últimos países que aprobaron leyes en 2008 para evitar la discriminación.

“Afortunadamente, en América Latina ya la penalización no existe, pero el estigma y la discriminación, que es la que viene del día a día, que es la que viene de la comunidad, debe desaparecer, debemos realmente buscar esos aspectos de equidad con la comunidad LGBTI en el entorno de esta comunidad global”, afirmó.

Para el funcionario de la ONU, el estigma y la criminalización de la homosexualidad persisten porque están definidas por la actitud de los seres humanos que “no comprenden que estas son personas que son nuestros amigos, nuestras amigas y familiares en muchos casos”.

Núñez consideró que el que no aparezca en la Ley referencias a penalizar la homosexualidad no ha ayudado a resolver esta situación ya que “en el ámbito popular, en la comunidad se sigue encontrando manifestaciones de rechazo” y de violencia homofóbica y transfóbica.

Entre 2012 y 2013, se registraron varias muertes de mujeres transexuales, particularmente de trabajadoras sexuales, muertes que son, dijo Núñez, “muy agresivas”, con “odio” y “muy duras, muy rudas”.

La estadísticas recientes dan cuenta que han habido muertes violentas en la comunidad LGBTI en México, Honduras, Colombia, Chile, Guatemala y Brasil.

El funcionario de Naciones Unidas opinó que este es un fenómeno bastante difícil de entender y que trae como consecuencia que al verse rechazados de manera violenta, los miembros de la comunidad homosexual no se acerquen a buscar servicios de salud contra el VIH.

En un pronunciamiento con motivo de celebrarse hoy el Día Internacional contra la Homofobia y las Transfobia, al que tuvo acceso Efe, Núñez señala que las personas estigmatizadas y violentadas por su orientación sexual o identidad de género son más vulnerables a la infección por el VIH y no pueden acceder a los servicios de salud, prevención, tratamiento y cuidado que requieren.

Detalló que en esta región la prevalencia del VIH entre los hombres que tienen sexo con hombres varía entre un 6,6 % en Nicaragua y un 15,7 % en Argentina, donde se reportan altas tasas de prevalencia entre las personas transexuales, de hasta un 34 %.

Núñez dijo a Efe que Onusida se encuentra involucrada con la comunidad LGBTI que está siendo “infelizmente” atacada por el VIH, por lo que apoya a los organizaciones que llevan el mensaje de prevención a estas comunidades que tienen temor de acercarse.

“En América Latina todavía falta un largo camino por recorrer para que las personas LGTBI puedan gozar plenamente de sus derechos. Hemos visto como el estigma y la discriminación han devenido en odio que en los casos más extremos ha terminado en muertes violentas, con alarmante impunidad”, señaló en el pronunciamiento Núñez.

Afirmó que observa con preocupación “la crueldad con las que estas violaciones son cometidas, señal de una sociedad intolerante y discriminatoria”.