Vacuna contra el VIH desarrollada por científicos brasileños pasa las primeras pruebas de análisis

La Tercera, Chile

17/02/2014

 

Por EFE

Una nueva vacuna contra el VIH que desde el año pasado comenzó a ser experimentada en primates pasó satisfactoriamente las primeras pruebas de análisis.

“Pusimos a prueba la respuesta inmune de los animales y los resultados fueron excelentes”, declaró a la edición digital del diario Folha de Sao Paulo Edecio Cunha Neto, el investigador que dirigió el trabajo para desarrollar la vacuna.

Según la también científica Susan Ribeiro, quien participa del proyecto, “las respuestas” en primates “fueron mucho más intensas” que lo que habían encontrado en ratones.

La vacuna, que está siendo desarrollada por la Facultad de Medicina de la Universidad de Sao Paulo (USP) junto con el estatal Instituto Butantan, utiliza partes del virus VIH inalterables, método diferente de la mayoría de investigaciones realizadas hasta el momento en las que se utiliza la proteína entera.

Los estudios realizados desde 2001 llegaron a 18 péptidos que son candidatos para producir fuertes reacciones del sistema de defensa.

Las pruebas hechas en ratones modificados para tener una inmunología similar a la de los humanos mostraron que es posible señalar células responsables de la identificación de patógenos invasores para identificar esos péptidos y poderlos así atacar.

La premisa es que si el sistema inmunológico aprende a reconocer este material rápidamente, reaccionará para destruirlo.

Los datos obtenidos por el proyecto piloto son alentadores, pero el éxito de la prueba no es definitivo todavía, debido a que uno de los problemas es el número reducido de animales, indicó el grupo investigador.

La idea ahora es ampliar las pruebas a 28 monos y desarrollar un protocolo diferente, que implica otra forma de administrar la vacuna.

Si todas las pruebas son exitosas, apuntaron los responsables de la investigación, se estará así allanado el camino para los ensayos en humanos.

El grupo de la USP buscan socios en el sector privado para llevar a cabo este paso final, que implica costos de alrededor de 250 millones de reales (unos 104,6 millones de dólares).