30-Oct 03:08 pm|Mireya Tabuas

 

Como Oliver no puede vivir aquí en Venezuela como mi esposo, yo me voy a Holanda. Allí yo sí tendré todos los derechos de un cónyuge”

 

 

“Uno no decide cuándo se enamora. Tengo 46 años de edad, soy profesor de Computación en la Universidad Simón Bolívar e hice un año sabático en Holanda en 2007. Allá conocí a Oliver Schneider y, después de un año de amores a distancia, en diciembre de 2008 decidimos casarnos en ese país.

 
Regresé a Venezuela porque mi trabajo está aquí. En 2009, Oliver pidió un permiso no remunerado y vino. Su intención era quedarse a vivir conmigo, sin embargo, había un problema: sólo podía ingresar como turista, no había manera de inscribirlo en el seguro médico como mi cónyuge y no podía trabajar.

“Quería legalizar lo nuestro.

Empecé a averiguar qué tenía que hacer si me hubiera casado con una mujer en el extranjero para asentar el documento aquí. La Ley Orgánica de Registro Civil obliga a registrar los matrimonios de venezolanos que se realizan en el exterior. Ley en mano, me fui al registro civil de la parroquia San Pedro, municipio Libertador.

La funcionaria no quiso aceptar el registro porque, afirmó, eso no era legal aquí.

“Debido a mi insistencia, decidieron elevar el caso a una instancia mayor y recibí una carta del director general de la Oficina Nacional del Registro Civil del Consejo Nacional Electoral, Alejandro Herrera, que negó mi solicitud basado en el artículo 77 de la Constitución, que establece como matrimonio la unión entre un solo hombre y una sola mujer. En febrero de 2011, hice la apelación ante los rectores del CNE, pero aún no he recibido respuesta. Sigo interesado en recibirla, si no tendré que ir a otras instancias como la Corte Interamericana de Derechos Humanos.

“En la Constitución está protegido el matrimonio heterosexual, pero no está prohibido el homosexual. En la Ley Orgánica de Registro Civil, artículo 116, se obliga a presentar las uniones en el extranjero sin especificar que son sólo las heterosexuales, entonces ¿por qué no puedo registrar mi matrimonio en Venezuela? “Como Oliver no puede vivir aquí en Venezuela como mi esposo, yo me voy a Holanda.

Allí yo sí tendré todos los derechos de un cónyuge”.