Ensayada en 30 voluntarios sanos, ha demostrado que es segura y genera defensas frente al virus

RAFAEL IBARRA / MADRID
La vacuna española del VIH supera las primeras pruebas

ABC
Aunque es sólo un primer paso, los resultados obtenidos con la vacuna preventiva para el virus de inmunodeficiencia humana (VIH), desarrollada por el Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC), suponen un gran paso en la búsqueda de un compuesto capaz de frenar la propagación del VIH y el sida, una infección que ya afecta a 33,4 millones de personas y que ha matado a más de 27 millones desde sus inicios.

La vacuna, aún en fases iniciales, ha demostrado ser segura y conferir una protección inmunológica en el 90% de los 30 voluntarios que participaron en el ensayo clínico en fase I realizado en el hospital Clinic (Barcelona) y en el Gregorio Marañón (Madrid). Los investigadores ya tienen diseñado un ensayo clínico en fase I para determinar si puede ser también de utilidad para las personas infectadas por el VIH y están en negociaciones para ceder la patente a un laboratorio farmacéutico con el fin de proseguir sus investigaciones.

Los resultados muestran que el 90% de los voluntarios sometidos al compuesto ha desarrollado una respuesta inmune al virus y el 85% de ellos la ha mantenido durante, al menos, un año. Su seguridad y eficacia, dijo Mariano Esteban, del CSIC, la convierten en un candidato para el desarrollo futuro de una vacuna contra el VIH. Esteban señaló que la vacuna MVA-B ha demostrado que es tan «potente o mejor que las vacunas actualmente en estudio».

La vacuna del CSIC utiliza un virus atenuado que sirve de modelo en la investigación de múltiples vacunas. La B procede del subtipo de VIH, el más prevalente en Europa. El desarrollo de la MVA-B se basa en la introducción de cuatro genes del VIH (Gag, Pol, Nef y Env) en su secuencia genética. Un total de 24 voluntarios recibió el tratamiento con MVA?B, mientras que los otros 6 recibieron un placebo, según un proceso de doble ciego. La vacuna se administró en tres dosis por vía intramuscular en las semanas 0, 4 y 16, desde el inicio, y sus efectos se evaluaron en sangre periférica hasta la semana 48, cuando concluyó el ensayo.

Se probará en seropositivos

Estos datos positivos, adelantó García, han impulsado a los investigadores a iniciar un ensayo en fase I con esta misma vacuna en personas infectadas por el VIH cuyos resultados se conocerán no antes de 1 año. García indicó que este nuevo estudio se realizará en 30 personas con VIH reclutadas en tres hospitales españoles que están recibiendo tratamiento antirretroviral pero cuyos niveles de carga viral (cantidad de virus en sangre y plasma) son indetectables. «Además de la seguridad, se trata de ver si la vacuna genera respuesta frente a los virus en pacientes con VIH una vez que se les haya retirado el tratamiento».

Sin embargo, han querido ser prudentes. Los resultados, señaló Felipe García, demuestran su seguridad y capacidad de generar defensas ante el virus, «pero todavía no sabemos si protege ante la infección por VIH». En este sentido, comentó que hacen falta estudios en fase II y III. «Los resultados deben ser tomados con cautela ya que el tratamiento solo se ha probado en 30 voluntarios y, aunque estimula una respuesta potente, es pronto para predecir si las defensas inducidas prevendrán la infección.

http://www.abc.es/20110929/sociedad/abcp-vacuna-espanola-supera-primeras-20110929.html